almonas_antequera_aceite_1024x210

JABONES NATURALES DE ACEITE DE OLIVA: LO MEJOR PARA LA PIEL

Jabones naturales de aceite de oliva virgen extra y esencias naturales ALMONAS DE ANTEQUERA: Limpian, protegen la piel, hidratan, son más duraderos y sostenibles.

 

Durante la pandemia muchas personas han recurrido a usar productos más naturales y han experimentado beneficios excelentes en la piel.

 

Los expertos coinciden en que ahora, más que nunca, es fundamental utilizar productos que nos ayuden a mantener una buena higiene sin dañar nuestra piel, por eso, hay muchos que han recuperado un producto de toda la vida: la pastilla de jabón. 

 

La composición del gel de baño es, en su mayoría agua, mientras que en las pastillas sólidas la mayor concentración de la formulación se basa en aceites y mantecas, es decir, es el principio activo. Este hecho también implica que la versión sólida sea mucho más concentrada y dure más que los geles. Al no contener agua o contener una mínima cantidad, por lo general, son productos que no requieren de conservantes artificiales.

 

Por otro lado la sostenibilidad de Las pastillas sólidas es evidentes y una alternativa al consumo de productos convencionales que, por su propio estado líquido, requieren de envase de plástico y conservantes antifúngicos y antibacterianos. Con los jabones en pastilla, es posible hacer un packaging totalmente “plastic-free”, reciclables y reutilizable”.

 

Eso sí, no todo vale. Hay jabones y jabones. Algunos dentro de su composición contienen elementos sintéticos. Los jabones de Almonas de Antequera, elaborados artesanalmente y exclusivamente con aceite de oliva virgen extra y esencias naturales de plantas aromáticas, son perfectos para una higiene corporal y facial sin alterar la protección natural de la piel y por lo tanto los mejores para la higiene de tu piel.

 

El jabón natural, sin embargo, tiene un contenido más sano que el gel de baño. Los geles se elaboran de forma industrial y suelen contener conservantes, colorantes, hidratantes anticalcáreos y perfumes sintéticos. Estos componentes aditivos tienen efectos contaminantes. Además, el gel contiene un mayor número de agentes químicos que pueden ser causantes de algunas alergias.